viernes, 3 de febrero de 2017

Viva la Juicy Sucré: La nueva fragancia de Juicy Couture.


La icónica marca de moda Juicy Couture, invita una vez más a la chica vivaz que siempre vive el momento, a ceder a las tentaciones y ser más indulgentes con su nueva fragancia Viva la Juicy Sucré, aroma que inspirará a las chicas Juicy alrededor del mundo a celebrar el lado dulce de la vida.

Viva la Juicy tomó el mundo de las fragancias por sorpresa representando el exuberante y moderno estilo de vida herencia de la marca iconica de Los Ángeles, California. Ahora, la chica Juicy tiene la oportunidad de satisfacer su lado dulce a través una fragancia tan encantadora y lujosa como una pastelería parisina, ideal para una chica que le sonríe al mundo, un aroma que la transportará a un mundo de las delicias y que le permitará vivir en el momento sin tener que contenerse, bajo el lema #EatDessertFirst.

Tomando inspiración de la juguetona personalidad de la niña Juicy Couture, Viva la Juicy Sucré ofrece un giro delicioso a la clásica Viva la Juicy. La fragancia es una irresistible mezcla de deliciosas frutas y flores dulces, con un toque de Vainilla y del sensual aroma del Sándalo. Imposible de resistir, esta combinación deliciosa tentará incluso a aquellas con el paladar más disciplinado. Como las capas de un cupcake, la crema en el exterior, el lujoso relleno, y la base del pastel. 

Como protagonista y musa de Viva La Juicy Sucré, encontramos a la belleza internacional y súper modelo Candice Swanepoel. Ella representa perfectamente a la chica traviesa que es el alma de la fiesta y vive la vida como si fuera un regalo, con su habilidad para transformar cualquier momento en una aventura. El diseño del frasco de Viva la Juicy Sucré convierte lo clásico en diversión congelada y cubierta con feminidad fresca, una base dorada inspirada en los cupcakes con un acabado cremoso, transformando a la icónica botella de Viva la Juicy en un postre irresistible, adornado finalmente por un juguetón moño rosa con lunares.

Viva la Juicy Sucré revela complejas capas de notas que conforman esta fragancia dulce con esencia frutal y de vainilla. La fragancia abre con las frescas notas frutales de la brillante mandarina y la jugosa grosella roja, con una gardenia brasileña que cautiva el lado femenino del aroma; notas medias reflejadas por la flor de naranja y el jazmín sambac florecen en un delicioso bouquet cubierto de néctar de durazno y acaba con una crema de almendra, perfecta para una fragancia tan dulce como un macarrón Parisino; y con notas base de extracto de vainilla y sándalo, los cuales rocían a la fragancia con una calidez cremosa, cubierta con granos de cacao triturados que desprenden el último toque de tentación.