lunes, 12 de marzo de 2018

Nonna festeja su 8° Aniversario.

Nonna ha ofrecido una auténtica comida, basada en la cocina italiana tradicional. Con aproximadamente 4 mil visitas por mes, Nonna, durante éstos ocho años, es un ícono en la gastronomía; una extensa carta de vinos que incluye ejemplares de origen italiano y español.

Al inicio de la historia de Nonna, los platillos típicos de Italia que forman parte de su carta, le permitieron lograr su distintivo. Sin embargo, al día de hoy, gracias a la participación del chef Pedro Cabrera; éste exquisito menú se ha ido expandiendo, con mayores opciones de sabor y tradición. Además de que la pasión de Nonna, por utilizar los mejores ingredientes italianos, hace de su menú una experiencia auténtica. La calidad de éstos, se respalda por el uso de horno de piedra, para la elaboración de las pizzetas, pan y repostería. Asimismo, la pasta utilizada en los platillos, es elaborada en casa.

Un restaurante que no sólo se caracteriza por consentir al cliente, con su comida, sino también por su cava selecta de vinos, además de sus creaciones en mixología. Éstas últimas, con el reciente giro, de ofrecer los favoritos de la casa, con variaciones moleculares, que generan sensaciones gratas al paladar.

Nonna, gracias a su arquitectura y ubicación, al estar en una de las zonas más turísticas de la Ciudad de México, La Condesa, lo hace un atractivo gastronómico para gente local y extranjera. Además de que su atmósfera recrea un ambiente acogedor, cómodo y hogareño, para el disfrute de toda la familia y amigos.

El pasado 27 de febrero, se enorgulleció de llevar a cabo un festejo digno de ocho años de tradición. Una noche, en la cual los platillos de la casa y la mixología, de su agradable barra, fueron los protagonistas. Gracias a la creatividad del chef Pedro Cabrera, los emblemáticos platillos de Nonna, se tornaron canapés, para dar la oportunidad al invitado, de degustar la variedad, de la tradicional comida itailiana.  Sin duda, una cita, en la cual la esencia italiana dejó un exquisito sabor de boca, a todos los asistentes. Así como siempre, lo ha llevado a acabo, con cada cliente atendido, en este trayecto de ocho años.  Para Nonna, es importante que cada visitante, se lleve del lugar una experiencia; de sabor, servicio, y sobre todo, una estancia acogedora.