domingo, 6 de noviembre de 2022

Casa Azulai Puebla Hotel Boutique abre sus puertas para reinventar el turismo de lujo.


La capital poblana dio la bienvenida a Casa Azulai Puebla Hotel Boutique, cuya apertura marca el inicio de un nuevo concepto de turismo de lujo en la región que incluye espacios románticos y comida de autoría 100% mexicana.


Durante la inauguración, en donde se contó con la presencia del presidente Municipal Lic. Eduardo Rivera, el secretario de Economía y Turismo Municipal Alejandro Cañedo, el secretario de Desarrollo Urbano el Lic. Jose Felipe Velázquez Gutierrez, el Secretario Estatal de Cultura y el Arq. Sergio De la Luz Vergara Berdejo, así como Ricardo y Sergio Lara, accionistas del Grupo Inmobiliario Ricsher que estuvo a cargo de la transformación del inmueble, los asistentes pudieron conocer algunos rincones del espacio que ya recibió a sus primeros huéspedes.

El recorrido de Casa Azulai Puebla Hotel Boutique inició en la recepción que posee una imponente lámpara de Talavera, continuando por el patio principal donde las fuentes en cascada enmarcan la vista del Restaurante Azul Raíz, para luego pasar por una de las 16 habitaciones que poseen interiores con acabados pintorescos y muebles hechos a mano por artesanos locales, así como baños de mármol.


Cabe señalar que la popularmente conocida como 
"Casa de los Azulejos" y que en 2005 se propuso que se convirtiera en Museo de la Talavera, es una propiedad restaurada del siglo XVIII que cuenta también con tres Junior Suites con amenidades de lujo y una propuesta gastronómica auténticamente mexicana que promete brindar una experiencia inolvidable.

Dado que se encuentra a unos minutos de la plaza del Zócalo como del Centro de Convenciones, en sus inmediaciones hay varios lugares de interés, como los coloridos mercados del Callejón de los Sapos, el Estadio de fútbol Cuauhtémoc y el exclusivo Angelópolis Life Center, lo que convierten a Casa Azulai Puebla Hotel Boutique en una excelente opción para hospedarte en el corazón de Puebla y descubrir la ciudad de una manera única.